dijous, 17 de setembre de 2009

Carta abierta a Jesús Salamanca Alonso y a Unidad Regionalista de Castilla y León (URCL)


Sr. Salamanca he accedido por casualidad, aunque tal vez debiera decir por error, a su blog http://jesaal.wordpress.com/2009/09/14/en-defensa-del-toro-de-vega-de-tordesillas/, en el que encuentro un manifiesto de defensa del Toro de la Vega firmado por Unidad Regionalista de Castilla y León (URCL).

En dicho manifiesto, y supongo que a falta de argumentos verdaderamente sólidos, se dedican a amenazar,ofender e injuriar, algo que me ha dejado particularmente atónito y francamente perplejo por proceder de un partido político, que se supone serio, cabal y responsable, como es la URCL.

Amenazan a cuantos libremente acuden a manifestar su desacuerdo con tal “torneo”, “festejo”, “tradición”, o como quieran llamar a semejante maltrato de un ser vivo, y cito textualmente, con las siguientes palabras:

“Invitamos al que no le guste a que No Venga. ¡Que No provoquen! Por que pueden tener la respuesta que merecen y buscan con tanta insistencia.”

Supongo que les gustaría que las manifestaciones en contra de esta tradición, que avergüenza a muchos Españoles, por no citar ya a los extranjeros, se efectuasen en un “manifestódromo”, lejos de Tordesillas, y por supuesto en fechas nunca próximas al fatídico 15 de septiembre.

Pero señores de la URCL, ustedes, como políticos que son, deben ser los primeros en saber que La libertad de expresión, manifestación o reunión son derechos fundamentales de las personas y están protegidos por la norma constitucional del Estado español” (Art. 20 y 21).

Como sabrán, aquellos que se manifiestan, por ejemplo, contra el peaje de una autopista, suelen cortar el tránsito de la misma, no suelen irse a otra vía a ejercitar su derecho, pues entienden que la misma debe ejercitarse lo más cercana posible al foco de su protesta. Evidentemente los miles de conductores que, sin comerlo ni beberlo, sufren estoicamente la protesta, no lo hacen de muy buena gana, pero se aguantan. La democracia tiene esto, para que unos usen de sus derechos, otros deben prescindir de los suyos.

Así pues, estimados señores, mientras la ley no obligue a que toda manifestación sea ejercitada en algún lugar destinado a tal efecto, para no causar molestias al resto de la ciudadanía, lo que toca es aguantar, como tantos miles de ciudadanos aguantan a lo largo de un año por las más dispares protestas y reivindicaciones.

En cualquier caso lo que sobra es amenazar, aunque sea veladamente, tal y como están haciendo, sin duda para evitar posibles acciones judiciales. Lo que sobra es decir que los manifestantes vienen a provocar. Los manifestantes ejercen sus derechos, como todos. Faltaría más.

En el mismo manifiesto, sin duda “perla” del buen hacer de un partido político, hablan de los extranjeros de “fuera” y de “dentro”. Los de fuera con menguada memoria histórica, imagino que por sus nulos estudios de nuestro país. Los de dentro, impositores de criterio al más puro estilo nazi.

No quiero extenderme mucho en este tema, por mi procedencia Catalana, que seguro que a sus ojos me inhabilita para casi cualquier juicio, pero sí me gustaría decirles que por un momento me he visto transportado a otros tiempos, en que a los Catalanes nos llamaban “Polacos” en nuestro propio país. Porque entiendo que Catalanes, Vascos, Gallegos, Andaluces, Extremeños, Cántabros… y todos los pertenecientes a cualquier comunidad que no sea la de Castilla y León, todavía somos Españoles, al menos esa es la última noticia que yo tenía.

Como he dicho no voy a ahondar más en su calificativo de extranjeros de dentro, pero si me gustaría hacer un pequeño comentario respecto al estilo nazi de imponer criterios. El nazismo se caracterizó por una extrema violencia y crueldad con un sector concreto de la población, los animalistas, sean de donde sean, que también los tienen en su casa, se caracterizan por sus acciones de protesta no violentas. Insistentes, pero pacíficas. Algo que sinceramente no siempre puede decirse de algunos de los que defienden el sufrimiento, tortura y maltrato de un mamífero como el toro.

Me parece particularmente grave que un partido político, para manifestar su defensa hacía una tradición que evidentemente no gusta a todos, se dedique a injuriar y ofender, y lo que es peor, a amenazar.

Me hubiera gustado decirles muchas cosas respecto a la tradición que defienden a capa y espada, aunque sería más exacto decir a lanzazos, pero creo que hemos sido ya muchos los que lo hemos dicho ya casi todo. Les podría citar centenares de blogs donde encontrar toda clase de argumentos en contra de su preciada, sangrienta y cruel tradición, pero seguro que perdería el tiempo.

En cualquier caso, no me gustaría acabar sin comentar brevemente otro de los párrafos de su manifiesto, “Aquí, en España, en Castilla y León, en Tordesillas criamos y protegemos a nuestro Toro Bravo que existe hoy en plenitud y vitalidad, gracias a nuestro cuidado y protección. Toro Bravo que sabe defenderse solo y morir con dignidad”.

Evidentemente su concepto de protección hacía una especie dista mucho de lo que cualquiera podría entender. Si para proteger al toro de lidia es necesario que este acabe torturado en la Vega, o en una plaza de toros, creo que es éticamente preferible que la raza se extinga. Es una crueldad mantener y criar a un animal para que su sufrimiento sirva de entretenimiento a una minoritaria parte de la raza humana.

Supongo que el toro muere con la misma dignidad que lo hacían los cristianos ante los leones en el circo Romano. Salían a la arena y no tenían ni escapatoria ni forma de salir de allí con vida. Para un servidor, y para una inmensa parte del planeta, morir con dignidad es otra cosa. Morir con dignidad no es hacerlo rodeado por una horda de bárbaros gritando y jaleando de alegría ante mi sufrimiento y mis últimos suspiros.

Y sí, el toro sabe defenderse, pero ustedes saben incluso mejor que yo, que la primera intención del toro es la de huir. No sean demagogos. El toro arremete, como lo haría cualquiera, cuando se ve acorralado e instigado, cuando se ve herido, en un intento desesperado por dejar de ser acosado, en un intento por acabar o hacer huir a aquel que le propicia dolor. Lo saben tan bien, que por ello se prevé el indulto del animal si sobrepasa los lindes de la Vega. Saben perfectamente que él intentará huir.

Mis últimas palabras son para el Sr. Salamanca, y es que no acabo de entender como un maestro, doctorado en historia, analista político, dedicado a la investigación sobre terrorismo, política y educación, se permite responder a unos supuestos comentarios insultantes, que ha borrado y no pueden leerse, con una retahíla de insultos y palabras soeces, que harían enrojecer a más de un barriobajero.

A los autores de los supuestos comentarios inconvenientes, contra el Toro de la Vega, por supuesto, les dedica entre otros los siguientes calificativos: mamarrachos, chorrapelada, culiparlante. Como guinda, se permite poner una frase de Camilo José Cela, tratándolos de hijos de puta, como si por el hecho de haber sido dicha por un ilustre escritor le eximiera de ser grosera, insultante y barriobajera.

Señor Salamanca siento auténtica vergüenza ajena al leer ese comentario de su blog. Un caballero, una persona educada, no responde con idéntica moneda a las palabras soeces, sinceramente, tras leer su currículo lo hacía mucho más inteligente, sin embargo está claro que la defensa del Toro de la Vega vuelve obtuso al más agudo, vuelve violento al más culto. Por algo será.

Además, sepa que dudo mucho que sea lícito el publicar las direcciones de correo electrónico de aquellos que han hecho comentarios en su blog, si ellos no lo han autorizado expresamente a ello. Por lo que los pondré sobre aviso por si quieren emprender acciones legales contra usted. Cualquier persona que tiene un blog debe observar un código ético, que entiendo se ha saltado usted a la torera. También será por algo.

Saludos a unos y a otro.

Carles Marco
Concejal del ayuntamiento de Sant Cebrià de Vallalta por el PSC
Escribiendo única y exclusivamente en nombre propio.

5 comentaris:

vanessa ha dit...

Carles,como siempre,sublime.
Un abrazo,vanessa.

Marta ha dit...

Buenos días, acabo de conocer este blog por medio de un foro dedicado a la ayuda de los animales abandonados al que recientemente me he registrado.

Simplemente, tras darme una vuelta por aquí y leer algunos de los hilos, comentarios aquí expuestos, no puedo sino darte gracias por todas y cada una de tus palabras, ideas, reivindicaciones, manifestaciones e ideas y, sobre todo, gracias por hacerlas públicas con tanto valor y honor.
Gracias por exponer también tanta barbarie como hay por el mundo y denunciarlo abiertamente.
Me quito el sombrero ante este blog y los principios que defiende.
Por supuesto desde hoy, hay por aquí una fiel seguidora más.

Francisco ha dit...

Gracias Carles por defender a los animales desde tu ámbito político. Ojalá muchos compañeros tuyo se sumen y dejen de considerar a los animales cosas.

redaccion del blog ha dit...

Más de un político debería pasarse por este blog para aprender de la honradez que demuestras en tus escritos. Tienen mucho que aprender de tí.
Felicidades y sigue así pues creo que remueves las conciencias.
Saludos,

iruneh ha dit...

Impresionante. Un saludo