dijous, 18 de març de 2010

Cuestión de respeto

Cuando no hay posibilidad de ganar el debate, el único recurso que queda es el de la tergiversación interesada, la demagogia barata, el insulto, y la descalificación personal.

Ya lo practicaron con Jesús Mosterin, y ahora le ha tocado el turno a Mónica Frassoni. Los que hemos podido escuchar a uno y a otra, y tenemos un mínimo de inteligencia verbal y emocional, no tenemos duda alguna que ninguno de los dos ha pretendido con sus palabras comparar a un matador de toros con un matador de mujeres, o la ablación de clítoris con la tortura del toro.

En el Parlament se ha hablado de ética, de lógica de comportamiento, y también de patrones machistas, antropocéntricos y androcéntricos. Nadie ha puesto al mismo nivel la vida o el sufrimiento de un ser humano y la de un animal, aunque éticamente ambos sean reprobables y dañinos para la sociedad.

El medio taurino mundotoro, que ya nos tiene acostumbrados a sus salidas de tono y a sus falsedades vestidas de periodismo de investigación, se despacha a gusto con la diputada italiana, y entre otras lindezas le dedican calificativos como “mediocre asexuada” y “diputada italiana de sangre menopáusica”,

Tal vez sus cerriles mentes alberguen la creencia de que la difamación y el insulto son un arma válida contra los argumentos éticos y lógicos. Pero con ello solo demuestran una vez más su total ausencia argumental. La violencia física es en muchas ocasiones el resultado de la imposibilidad de verbalizar, y la violencia verbal no es más que la consecuencia de la imposibilidad de argumentar.

En el Parlament, el público, ha mantenido en las comparecencias de los días 3 y 4 un respeto por los comparecientes y los diputados. Pero ayer, con una afluencia notable de taurinos entre el público, se ofreció un espectáculo bochornoso, aplaudiendo las intervenciones de los dos toreros y del profesor Illera, abucheando a la diputada italiana, e interrumpiendo a la diputada Patrícia Gomà, de ERC, en más de una ocasión.

Así exigen respeto para con su fiesta, abucheando e insultando. Llenando los medios de comunicación de falsedades demagógicas, incitando a colectivos, que no fueron insultados ni menospreciados, a una batalla para recuperar una dignidad que jamás perdieron, una dignidad que nadie puso en tela de juicio. Así se mueven, crispando a la sociedad.

No se si la ILP saldrá o no adelante, pero de todo este debate algo bueno saldrá, y es que cada cual quedará ante la sociedad como lo que verdaderamente es.

4 comentaris:

Ariadna López ha dit...

Carles m'agrada molt el teu escrit, i és el que tu dius: Qui vulgui entendre ho entendrà, "a buen entendedor pocas palabras bastan"...
És clar que sempre hi ha els que no els hi convé que s'entengui. Per sort el temps i la raó, posaran a cadascú al seu lloc.
Són els articles sensats com aquest els que haurien de tenir lloc als mitjans de comunicació, no els sensacionalistes. Per desgràcia ens queda molt per avançar; però per sort comptem amb gent com tu per fer-ho possible. Gràcies!

Manel ha dit...

Hola Carles. Molt bon escrit!
per què no l'envies als mitjans de comunicació?
salut!

Abolicionistas de la Tauromaquia ha dit...

Muy acertado, eres un señor político. Con tu permiso lo ponemos en la página de fans del grupo. Un abrazo y nos vemos en Madrid el 28 ¿irás verdad?

Dhyan ha dit...

Los taurinos y antitaurinos hablan idiomas diferentes. La raíz de esa diferencia está en el especismo. Quien vive la realidad desde un profundo abismo que separa a "hombres" y "bestias", cualquier comparación entre éstos resulta ofensiva. Por eso es muy difícil entendernos, y por eso se indignan terriblemente cuando Mosterín o Frassoni meten el dedo en la llaga.

Pero habrá que seguir metiéndolo porque el objetivo es precisamente hacer caer esa barrera entre humanos y los demás animales, si queremos vivir en un mundo respetuoso con nuestros compañeros de planeta.

Un saludo.