dijous, 27 de maig de 2010

Belleza estética, arte y cultura

Observe detenidamente esta instantánea


Sin duda es una imagen de una belleza plástica brutal y sobrecogedora. Una milésima de segundo en la vida de un hombre y un toro, congelada, mostrando la brutalidad de la lucha entre la vida y la muerte, entre la "inteligencia" y la animalidad. Es la lección que los taurinos están empecinados en defender en todos los debates y foros. El toreo nos llena de momentos mágicos y sublimes, dicen, supongo que como este, añado yo.

Pero por favor antes de acusarme de regodearme del dolor ajeno, antes de formarse un juicio erróneo o preconcebido, siga leyendo hasta el final, porqué sinceramente debo decir que a mi personalmente la imagen me parece triste y patética. Tan triste y patética como ver al toro ensangrentado luchando por no sucumbir a esa muerte que sucederá de forma inexorable.

La diferencia entre la magia de este momento reflejado en la fotografía, que creo hace estremecer a cualquiera, y la que a algunos les sugiere la caída del toro desplomado y vomitando sangre a borbotones, no es de tipo plástico, ni estético, ni tan siquiera de intensidad de dolor. La única diferencia es la especie a la que pertenece el ser que sufre. ¿Se puede observar belleza estética ante una estampa en la que hay un ser que sufre?. Yo aquí no la observo, pero permítanme que tampoco la observe cuando quien sufre es el toro.

Jorge Wagensberg lo explicó muy bien en su comparecencia en el Parlament, dijo que ante una corrida de toros hay muchas personas que no pueden pasar de la mera visión de un ser que sufre, y que ello ya les imposibilita para poder observar cualquier indicio de belleza en la lidia. Es evidente que eso me sucede a mí, y a muchas otras personas que también abogan por la desaparición de este entretenimiento brutal y embrutecedor.

Lo que no acabo de entender es que las otras personas, las que sí son capaces de vibrar con la belleza del sufrimiento del toro, no observen también belleza en esta imagen, ¿o la belleza solo depende de la raza a la que pertenece el ser desgarrado?. Claro que también puedo andar errado, tal vez también vibran ante esta imagen del torero empitonado.

Hoy descubro en la prensa que algunas tiendas de la zona de las ventas están haciendo un buen negocio con esta foto, y que incluso hay establecimientos que han puesto a la venta la fotografía de la cornada a tamaño póster. Tal vez, al final, resulta que poco importa a quien pertenezca la sangre, tal vez lo único que importa es que haya sangre, que haya espectáculo, que haya “fiesta”.

Esta es la fiesta que queremos abolir. Una fiesta que nos regala imágenes de dudosa plasticidad, siempre basadas en el sufrimiento de alguien, sea toro o torero. Este es el arte que no entendemos. Esta es la cultura que no queremos. Esta es la educación que no podemos transmitir a nuestros hijos. Porqué al final no hay margen, la sangre es sangre, y la sangre, el dolor y el sufrimiento, sean de quien fueren, no deben ser patrón educativo, ni expresión de cultura, ni mucho menos motivo de fiesta.

20 comentaris:

Anònim ha dit...

Plenamente de acuerdo.

Anònim ha dit...

No has podido expresarlo mejor

La Araña Peluda ha dit...

La imagen lo dice todo. San Isidro/Las Ventas es el escaparate de todo lo malo y peor de un sector de la sociedad estancado en una especie de retraso autista que quizás sólo se sostiene por unos dineros que vienen de Europa para que se puedan disfrazar de protectores del medio ambiente. Tú ja m'entens.

ANGELAMB ha dit...

AL IGUAL QUE CARLES MARCOS, EL AUTOR DE ESTA REFLEXION, NO LLEGO A COMPRENDER EL SENTIDO D LAS CORRIDAS Y COMO BIEN EXPRESA CARLES VER AL TORO ENSANGRENTADO, PINCHADO Y CON LA LENGUA FUERA ES UNA IMAGEN Q SE PEGA EN MI RETINA Y ME ATORMENTA, AUNQ PARA SER SINCERA, NO ME IMPORTA Q COMO EN ESTA OCASION(OJALÁ FUESEN MAS Y ASI SEGURO Q NO TENDRIA TANTOS SEGUIDORES)EL Q SANGRA NO ES EL TORO, HA VENCIDO SE HA DEFENDIDO Y HA "GANADO" LA BATALLA Q TANTOS Y TANTOS HAN "PERDIDO" ENTREGANDO SU VIDA QUIZÁS COMO ALGUNOS DICEN HACIENDO LO Q MEJOR SABE HACER.

Guzman ha dit...

Perfectamente explicado lo que en realidad de busca en esta "fiesta" sufrimiento, de la parte que sea...No les recuerda mucho a un circo Romano?? con la vergüenza de contemplase en pleno siglo XXI, cuando se supone que el ser humano ha "evolucionado"...Triste.

lagalgalluenta ha dit...

Magnifico articulo Carles.
Un abrazo.

Anònim ha dit...

No estoy de acuerdo, el discurso antitaurino siempre es tan pueril como el que expresáis aquí. Por favor leed este artículo:

Rebelion en la granja

No soy aficionado pero si he ido un par de veces, no se si me gusta o no, mas bien no. Pero si estoy seguro de que no se debe abolir.
Estas "criaturas", lo siento pero no son equiparables, son inferiores a nosotros, por mi como si se extinguen, que es lo que ocurriría de forma natural si no existiera "la fiesta". La corriente actual, el progresismo imperante pretende equiparar la vida humana a la vida animal y no es lo mismo. He visto morir toros en la plaza y no me ha producido una gran impresión, pero la podredumbre moral de la sociedad actual si me lo produce. Hace poco fui padre por accidente, una marcha atrás que no entro bien, afortunadamente y gracias a mi tesón ahora somos una familia feliz, pero en su momento a todo el mundo le parecía que "lo mas natural" era que matara a mi hijo. No solo eso, las mismas leyes que quieren abolir los toros permiten que se ajusticie a un niño en contra de la voluntad de su propio padre -al menos el toro se puede defender un poco-. La crisis actual no es solo económica, es de valores.

El todo vale, el robar a manos llenas y los demás, los que pagan sus sueldos, que les den. La civilización occidental se dirige al desastre en mi opinión. Los catalanes, ¿es que tienen más sensibilidad que los madrileños o son mejores personas?, pero que chorrada.

El imaginario moderno destierra la enfermedad y la muerte, es algo que parece ajeno a nuestro mundo, tienen que ocurrirte cosas como a mi para concienciarte de lo que realmente es importante. Mi madre murió al poco de que naciera mi hijo, de un cáncer. Todo el dinero que se ha robado en este país entre políticos y constructores hará que baje la calidad de la sanidad y eso producirá muchas muertes, muertes humanas claro. Pero como la causa efecto es más sutil, eso no importa. También recortan los gastos de la ley de dependencia pero no se quitan el chofer. Donde miras, todo es así. Haría falta una guerra o una gran depresión para que la gente tomara conciencia de la levedad de nuestra propia existencia y de la importancia de los valores morales, los de verdad.

Anònim ha dit...

Explendido artículo.
Felicitaciones por el.

Leonardo ha dit...

Excelente artículo Carles.

Estaba inspirado en la misma línea para poner algunas reflexiones en mi blog, pues también me dejó fuera de juego el leer acerca de la venta de posters y merchandising de la cojida más brutal de los últimos tiempos. Están enfermos, tienen un problema, un problema muy grave y ésto lo demuestra una vez más.

Tiende a infinito ha dit...

Magnifico texto.

Spooky ha dit...

Anónim, ciertamente no todas las vidas valen igual, para mi vale más la del toro que no hace ningún mal a nadie si no le molestan que la de un hombre que tiene como profesión torturar y matar por placer. Vale más la vida de una gallina, una vaca o un cerdo que el granjero y el matarife que los tortura y mata sin compasión a miles de millares y encima la sociedad les considera hombres de pro.
La vida de mi perra vale más que cualquier politicucho que se cree que está por encima de cualquiera.
La vida de una cucaracha vale más que la de los asesinos de Sandra Palo, la vida de una tenia intestinal vale más que la de un etarra...y así sucesivamente. Para mi el término "humano" no significa nada, son los actos de ese humano lo que le convierten en alguien valioso o en una mierda, con perdón.
Como ves me paso bastante por el forro las normas sociales impuestas, me he creado las mías propias porque he tenido la suerte de quitarme de encima el lastre cultural y religioso que considera que sólo la vida humana es sagrada.
Si no has querido proceder a un aborto, felicidades, me parece bien, pero creo que son temas que nada tienen que ver y no tienen por qué mezclarse y se pueden discutir en otros ámbitos.
Saludos.

Silviacas ha dit...

Una reflexión magnífica, acertado tu comentario y deplorable la actitud y la falta de juicio de los que no sólo no desean evitar este tipo de imágenes sino que colaboran a que sucedan. Por un lado el sufrimiento del toro o el del torero. Todo es una animalada incomprensible e, incoherente, Y no creo que el tema de los toros sea cuestión de gustos sino de moral.
Empezando porque por las dichosas corridas todos los españoles pagamos un dinero nos guste o no, y esto es una inmoralidad y un robo a todos los que no estamos de acuerdo con esta barbarie digna de la época dek curci romano.

Silviacas ha dit...

Vuelvo a dejar aquí la cita que te he enviado por facebook: ""Llegará un día en que los hombres conocerán el alma de las bestias y entonces matar a un animal será considerado un delito como matar a un hombre. Ese día la civilización habrá avanzado". - Leonardo Da Vinci (1452 -1519)

Diego Animalista ha dit...

Excelente artículo, el especismo es comparable al racismo, a la homofobia... es una discriminación como cualquier otra, y se escudan en palabras como tradición, cuando muchas tradiciones han sido ya abolidas... en el arte, el arte es creación de algo bello, no su destrucción... y eso de que si no fuese por la "fiesta" los toros se extinguirían, hay muchos animales salvajes que no se extinguen, se llaman especies protegidas...
Sólo espero el dia en que la gente despierte y descubra que se puede vivir feliz sin necesidad de hacer daño...
Un abrazo y sigue así

Alejandro ha dit...

Felicidades Carles por tan magnifica reflexion y totalmente de acuerdo contigo........ un saludo desde Mexicali, Mexico.

Anònim ha dit...

En este país hay que ser más valiente para defender a los animales que para torturarles, porque es más probable resultar agredido, insultado, zarandeado e incluso denunciado por salvar una vida que por matar un animal. Para hacer la prueba, participa en los grupos de defensa animal que se concentran o manifiestan ante las plazas de toros los días de tauricidio. Hasta los medios de comunicación se mofan y denostan el trabajo de estos valientes.

Núria ha dit...

Que tinguin la poca vergonya de comerciar amb aquesta foto ja diu molt sobre ells, de fet...el que volen és sang,no? D'altra banda, no em semblaria un problema ètic prioritari si la competició/escabetxina/massacre fos entre ells mateixos. Si volen estomacar-se al més pur estil vale tudo seria únicament una qüestió humana i, de ben segur, se'ns plantejarien nombroses incògnites sobre la seva salut mental i la seva manca d'empatia, però seria la nostra decisió i no involucrariem a éssers que no han donat el seu consentiment. Ara mateix han estat detinguts els treballadors i l'amo d'una granja de vaques a Ohio després que es fessin úbliques imatges de maltractaments gravíssims i estan acusats de 12 càrrecs de crueltat amb animals....val a dir que si el que es fa a un brau a la plaça fos susceptible de ser jutjat, mereixeria una pena de presó i una bona avaluació psicològica.

ANZAGA ha dit...

Cada vez más gente está en contra de esta y otras actividades inhumanas.

Enhorabuena por el blog.

Anònim ha dit...

Eso es un ZAS! en toda la boca. Que pena, se a muerto Paquirri.. Manolete.. Los Cojones!! que les den.

Joan Altimira ha dit...

Estic plenament d´acord, amb el comentari de l´autor; però si que estic d´acord amb les curses de braus, però amb igualdad de condiccions; que el toro susrti a la plaça tal i com esta al camp; sense esser torturat; sense trencar-li els ronyons, drogat, amb greis als ulls etc etc.
Segurament els covards toreros es dedicarien a la pentanca.