divendres, 23 d’octubre de 2009

El Rey Juan Carlos recupera el récord nacional de Venado

Este es el titular de la noticia que podemos leer en el diario digital Expansión http://www.expansion.com/2009/09/28/entorno/1254163976.html

Sinceramente nunca he sido monárquico, más bien todo lo contrario. Tampoco se me ocurriría quemar públicamente fotografías del rey o su familia, aunque tampoco entiendo que en un estado con libertad de expresión, ello merezca la intervención de la fiscalía. De igual modo que me parece totalmente vergonzante el trato que se le dispensó al semanario el Jueves por caricaturizar al príncipe y su esposa.

Hay muchas cosas que no entiendo respecto a la institución monárquica. No entiendo que según la Declaración Universal de los Derechos Humanos todos nazcamos libres e iguales en dignidad y derechos, y sin embargo unos pocos elegidos, por ser hijos de quien son, nazcan príncipes y se conviertan en reyes. Algo que además choca frontalmente con la constitución Española que, en su artículo 14, dice : “…sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento…”.

Pero también hay cosas, que no solo no comparto, sino que además me avergüenzan profundamente de Juan Carlos, también llamado “alteza”, aunque tal apelativo parece ser que nada tiene que ver con su altura, y mucho menos con su altura moral y ética respecto a los animales.

La noticia en sí me parece casposa, más propia de un articulo de prensa rosa que de prensa económica color sepia, y con un trasfondo tremendamente triste, la muerte a manos del rey de España de hermosos venados. Me parece trasnochado que un rey se tenga que dedicar, como aquellos de la edad media, a salir de cacería para cultivar su ego de macho entre los machos. Exactamente como hacen tantos cazadores en nuestro país.

Me parece patético que nuestro rey se dedique a viajar por todas partes para disparar y matar a toda suerte de animales, incluidos numerosos osos en Rumania y el tristemente famoso Mitrofan que mató en Rusia. Juan Carlos, que en su juventud mató accidentalmente a su hermano mientras manipulaba un arma corta, no aprendió la lección y sigue teniendo una gran afición por las armas, afición que le lleva a la práctica habitual de la caza mayor.

Me parece inaudito que en un país moderno y democrático, como se supone es el nuestro, andemos reservando para los jefes de estado medallas de oro al mayor ciervo asesinado. El artículo me retrotrae a épocas pasadas, tan bien caricaturizadas en la película de 1977 “la escopeta nacional”. Es como si el tiempo se hubiera detenido, como si la sociedad no hubiera avanzado.

Muchos italianos sienten rabia por los escándalos de Berlusconi relacionados con féminas, y yo, sin querer ahondar en las correrías de nuestro rey en este aspecto, que para ello ya hay multitud de libros que relatan las tendencias de los Borbones, siento rabia por su afición a la caza, por su desprecio respecto a la vida de los animales salvajes, de los ciervos, de los osos, de los machos monteses, y de tantos y tantos otros.

Me rebela que con el dinero de los impuestos de todos los españoles se compre las escopetas y la munición. Me rebela que el rey de “todos” los españoles, entre los que también estamos aquellos que no aprobamos la caza, se distraiga matando animales. Podría jugar al golf, y no me dolería tanto que parte de mis impuestos se destinasen a su diversión.

Tenemos una institución trasnochada que, aunque haya evolucionado en apariencia, sigue anclada en costumbres pasadas que cada vez gozan de más rechazo social. Ya va siendo hora que las instituciones de nuestro país evolucionen. Ya va siendo hora que algunos de los que nos representan seleccionen mejor sus actividades de ocio y disfrute.

2 comentaris:

Ricardo Muñoz José ha dit...

Sin duda, ¡una vergüenza! Parece mentira que en el siglo XXI continúe existiendo este estado monarquico, siendo que el 90% de los países del mundo son repúblicas.
Pero lo más vergonzoso es que el señor Rey se dedique a matar animales con el dinero de todos los ciudadanos.
Y lo que es peor, no mata por "deporte". ¡Él mata para distraerse! ¡Para no aburrirse! Sea en España, en Rumanía, en Rusia, o donde le pongan animales a tiro, aunque sean previamente drogados para que no huyan y se asegure el éxito de nuestro cazador.

Salud y suerte.
Ricardo - Linde5

Anònim ha dit...

Hola Carles, no ens coneixem pràcticament, peró gràcies per la teva felicitació.La veritat és que s'agraeix el reconeixement a la feina,doncs de temps anem tots pillats i en canvi el trobo per fer el blog.De pas es va fer una miqueta de nom al poble,que ja va bé.
Segueixo una mica el bloc teu, sóc 100% republicà,moderat en d'altres coses peró aixó ho tinc clar.Segueix publicant el que penses,ets dels pocs que ho fà,mollar-se té un preu,peró veig que no t'importa.La majoría dels politics juguen amb l'ambiguetat d'idees, així que tú no deus ser bon polític...,peró segurament tampoc és el teu objectiu.

Jordi Muñoz (BTT SANT CEBRIÂ).