dimecres, 14 de desembre de 2011

Uno de los vídeos más duros que he visto recientemente

Y es duro por la dramatización que se muestra, pero sobre todo porqué esta "ficticia" dramatización es perfectamente posible con los actuales cánones éticos en que nos tiene inmersos esta sociedad.

Es vomitivo, dan ganas de llorar, de gritar, de golpear la mesa, pero sin embargo situaciones demasiado similares a esta dramatización se estan produciendo a diario en todos los rincones de este mundo que entre todos hemos construido, de esta basura que estamos dejando como legado a nuestros hijos e hijas.

El enlace al vídeo me lo pasó mi mujer sin explicarme de que se trataba. Ya a mitad del visionado me temía lo peor, al acabarlo de ver se me humedecieron los ojos. Seguramente me hago viejo y cada vez me cuesta más controlar mis emociones, o tal vez por maduro, vivido, experto, o como preparándome cada vez más para el tránsito final, cada vez soy más humano, más intolerante con la injusticia, con la crueldad, con el egoísmo, y con un tipo de sociedad a la que cada vez le voy tomando más asco y aversión.

Efectivamente cabe preguntarse ¿en que nos hemos convertido?


dijous, 1 de desembre de 2011

Más allá de los mensajes ocultos de OZ, hay verdades que no se explican en los libros

Vale la pena invertir casi dos horas en ver este vídeo. Más allá de la probable anécdota sobre los mensajes ocultos en la obra original (no la película) del Mago de Oz, este vídeo nos decubre una realidad que dificilmente nadie nos va a explicar. Un visionado imprescindible para economistas, políticos y para toda persona que quiera ver más allá de lo que nos quieren hacer creer.