dijous, 30 de juliol de 2009

Estoy triste

Estoy triste porqué no me gusta lo que veo, no me gusta el mundo que van a heredar mis hijos.

Un planeta casi agonizante. Una sociedad cada vez más individualizada, fría y con una preocupante ausencia de valores. Una sociedad violenta. Violenta con las personas y violenta con los animales. Una sociedad donde el dinero cuenta más que cualquier otro valor o circunstancia.

Una sociedad que asiste a diario, a través de las pantallas de televisión y del ordenador, a un montón de sinrazones. Marido mata a mujer. Chaval arremete en el metro contra una chica. Mocosos violan a una niña. Niños dejan inválido a un cachorro de gatito. Aparecen galgos ahorcados. Se inflinge sufrimiento a unos toros para celebrar no sé cual santo o santa patrona. Abandonan a un bebé humano en un contenedor de basuras. Lo mismo pero con cachorros de perro o gato.

Todos coincidimos en criticar la muerte de esa mujer a manos de su ex pareja, el abandono del bebé recién nacido en un contenedor de basuras, la agresión a la pobre chica en el metro de Barcelona. Quedamos escandalizados por la violación de una niña a manos de unos mocosos.

Asistimos aterrorizados a las ablaciones de clítoris, pero no nos rasgamos las vestiduras cuando unos niños dejan inválido a un gatito. Cosas de niños.

La policía persigue y pone a disposición judicial a los padres que abandonan a su hijo, pero mira hacia otro lado cuando el abandonado es un perro.

Los gobiernos invierten millones para intentar detener la creciente corriente de violencia de género hacía la mujer humana, pero sigue subvencionando la violencia de género hacía el macho bóvido.

Los que matan a una mujer son considerados locos y asesinos, los que matan a un toro, maestros y héroes.

Los que asesinan a un policía tienen nombre y fotografía, pertenecen a una asociación de criminales y afortunadamente suelen ser capturados y puestos s disposición de la justicia. Los que asesinan a un perro también pertenecen a una asociación, normalmente de cazadores, pero no tienen ni rostro ni nombre, porqué nadie los busca, nadie los encuentra, y nadie los castiga.

¿Porqué nos empeñamos en pensar que somos los reyes de la creación, los amos y señores del planeta y de todos los seres vivos que en él habitan?, ¿porqué despreciamos el dolor y el sufrimiento de un animal?

Por un lado tenemos un grave déficit cognitivo propiciado en gran medida por la propia iglesia y por la sesgada interpretación de las escrituras. El hombre es la gran creación de Dios. Esta visión perdura, y la iglesia no hace gran cosa para cambiarla. Sigue permitiendo que para honrar a los santos se sigan torturando, de la forma más cruel y maquiavélica, numerosos animales.

Por otro lado tenemos los intereses económicos. Como hay tanto dinero y tanto lobby de poder tras las corridas de toros y los cazadores, pues eso, nadie interviene, la tortura y el asesinato se institucionalizan, se permiten e incluso se subvencionan.

Y finalmente nos encontramos con la mezquindad humana. Porqué no nos engañemos, hay buenas y malas personas. Hay conciencias evolucionadas que rechazan cualquier tipo de violencia, y hay personas que hacen de la violencia su compañera de viaje. Violencia contra todo animal, humano y de cualquier otra especie.

Fue Gandhi, la antítesis de la violencia, quien dijo que una civilización puede ser juzgada por la forma en que trata a los animales. Y nuestra civilización realmente sale muy mal parada.

No legaré a mis hijos grandes bienes materiales, aunque aspiro a dejarles una gran riqueza espiritual, y una inquietud intelectual que los aparte durante su vida de la senda de la violencia.

Y como no me gusta lo que veo, intento poner mi granito de arena para cambiarlo, para conseguir una sociedad más justa, más humana, más respetuosa con todo y con todos.

Seguramente no lo conseguiré, pero al menos mis hijos recogerán el legado de mi esfuerzo, y tal vez mis nietos, o los nietos de mis nietos, puedan nacer en un mundo objetivamente mejor.

dimarts, 21 de juliol de 2009

Hem de reflexionar - Tenemos que reflexionar

Hem de reflexionar, i molt, al voltant de l’exemple que la nostra societat està donant als nostres menors. I tenim que fer-ho perquè és cada vegada més freqüent veure actes de violència d’adolescents i nens a edats cada cop més primerenques. Violència vers els animals i vers les persones, violència a la fi.

Un país que manté com a suposada festa nacional el maltractament vers un mamífer. Un país que s’aixeca amb galgos, podencos, i d’altres races de gossos aptes per la caça, penjats dels arbres, cremats, llençats a un pou. Un país a on el maltractament vers qualsevol esser viu que no sigui humà és consentit, a on tot i existir unes mínimes lleis de protecció animal, es mira cap un altre banda tot i conèixer a qui maltracta. Un país a on qui maltracta d’ofici es un “maestro” i un exemple a seguir per alguns nois. Un país així té d’acabar patint problemes de violència entre els seus menors i joves.

Perquè els nens i joves tenen un referent, un mirall a on mirar-se, i som tots nosaltres i els nostres fets, la societat a on vivim. Aquest escrit ve a col·lació a ran d’uns fets que han succeït aquest dissabte passat a la piscina de La Puebla de Cazalla (Sevilla).

Uns nens de tan sols 9 ó 10 anys van agafar un gatet de pocs mesos, que sol estar per les instal·lacions, i li van donar un cop a la columna per tal de demostrar, tal i com ells van dir, com es maten els conills. El gatet va quedar greument ferit i invàlid de les seves potes de darrera.

Tal i com es pregunta Mª Carmen, la persona que explica els fets, que estem fent malament per tal que aquest maltractament sigui produït per persones tant joves?. Hem de reflexionar i extreure conclusions.

En aquest sentit m’agradaria recomanar-vos la lectura d’un interesantíssim article de la Dra. Núria Querol Viñas, porta per títol “Violencia hacia los animales por menores... ¿cosas de niños?”, i el podeu trobar al web de Libera seguint el següent enllaç: http://www.liberaong.org/nota_actualidad.php?id=997






Tenemos que reflexionar, y mucho, acerca del ejemplo que nuestra sociedad está dando a nuestros menores. Y tenemos que hacerlo porqué es cada vez más frecuente asistir a actos de violencia de adolescentes y niños cada vez a edades más tempranas. Violencia hacia animales y hacia personas, violencia al fin.

Un país que mantiene como supuesta fiesta nacional el maltrato hacia un mamífero. Un país que se desayuna con galgos, podencos, y otras razas caninas aptas para la caza, colgados de un árbol, quemados, tirados a un pozo. Un país en donde el maltrato hacia cualquier ser vivo que no sea humano es consentido, donde aún existiendo unas mínimas leyes de protección animal, se mira hacia otro lado aún conociendo al maltratador. Un país donde un maltratador de oficio es un “maestro” y ejemplo a seguir por algunos muchachos. Un país así tiene que acabar sufriendo problemas de violencia entre sus menores y jóvenes.

Porqué los niños y jóvenes tienen un referente, un espejo donde mirarse, y somos todos nosotros y nuestros actos, la sociedad en que vivimos. Este escrito viene a colación por unos hechos acaecidos este sábado pasado en la piscina de La Puebla de Cazalla (Sevilla).

Unos niños de escasos 9 ó 10 años cogieron a un gatito de pocos meses, que suele estar por las instalaciones, y le dieron un golpe en la columna para demostrar, según ellos, como se mata a los conejos. El gatito quedó mal herido e inválido de sus dos patas posteriores.

Tal y como se pregunta Mª Carmen, la persona que relata los hechos, ¿qué estamos haciendo mal para que este maltrato sea llevado a cabo por personas tan jóvenes?. Tenemos que reflexionar y extraer conclusiones.

En este sentido me gustaría recomendar la lectura de un interesantísimo artículo de la Dra. Núria Querol Viñas, titulado “Violencia hacia los animales por menores... ¿cosas de niños?”, que podréis encontrar en el web de Libera siguiendo el enlace: http://www.liberaong.org/nota_actualidad.php?id=997

divendres, 17 de juliol de 2009

La alcaldesa de Tordesillas afirma que el torneo del Toro de la Vega ya está "humanizado"

Sra. Zarzuelo, que vergüenza de declaraciones. Yo no se si nos toma por tontos, o simplemente dice tonterías porqué ya no sabe qué decir sobre la cruel tradición que envilece el nombre de tan insigne población.

Según usted el torneo ya está “humanizado” porqué desde hace unos años se introdujo la figura del puntillero, aquel que sacrifica al animal cuando este ya está agonizando.

La verdad es que es un detalle que se agradece, sobre todo el toro, que en lugar de estar tendido durante largo tiempo, agonizando y viendo a toda una horda de bárbaros a su alrededor gritando como energúmenos y festejando su dolor, le dan la oportunidad de dejar de sufrir esa agonía final.

El diario digital que recoge sus declaraciones
http://www.nortecastilla.es/20090715/valladolid/toro-vega-celebrara-como-20090715.html dice : “la alcaldesa apoyó mostrar sensibilidad con el astado y amparó la idea de que el toro no padezca dolor o sufrimiento en los momentos previos a su muerte”. Y durante todo el resto del torneo ¿qué cree usted que siente el toro?.

Yo creo que usted no ha entendido nada de nada. Se trata de que el animal no tiene porqué padecer para el regocijo y entretenimiento de unos cuantos. Acosar al toro con caballos, sufrir el dolor de un lanzazo tras otro, hasta que se le doblan las patas, verse acosado y lanceado durante un tiempo indeterminado, que dependerá de la habilidad de los “nobles y valientes” lanceros, eso es un maltrato y una crueldad innecesaria hacia el animal.

Yo la entiendo, usted es la alcaldesa de un pueblo que tiene una arraigada tradición de maltrato hacia el toro. Seguro que el famoso patronato del Toro de la Vega debe ser un tremendo lobby de poder al que usted, sin duda, no quiere poner en su contra. Primero el sillón de alcaldesa, la moral, el sentido común y la valentía, se quedaron por algún rincón de la sala donde juró o prometió el cargo.

Claro que tal vez me equivoco y es usted una gran defensora de tamaña salvajada porqué le gusta ver como van matando, poco a poco, lanzazo a lanzazo, a ese pobre mamífero.

De verdad que no sé que es peor, si la falta de valentía para enfrentarse a una parte de su pueblo, o la falta de moral y ética personal. Lo viste de tradición, de larga tradición, sin embargo hace oídos sordos cuando le muestran un documento de 1966 en que la comisión de festejos prohibió golpear al animal y causarle cualquier tipo de herida.

La guinda de sus declaraciones la pone cuando dice : “… supone un enfrentamiento «cuerpo a cuerpo» entre el hombre y el toro, ya que está prohibido arrojar las lanzas contra el animal”. Vamos a ver, cuerpo a cuerpo es eso, cuerpo a cuerpo. Lancear al toro desde un caballo y con una lanza de una longitud impresionante, eso ni es cuerpo a cuerpo, ni denota valor. Eso, como suele pasarles siempre a los toros, no es en absoluto una lucha de igual a igual ni nada que se le parezca.

Cuando yo era niño, y durante mi adolescencia, veraneaba en Fonz, un pueblecito de la provincia de Huesca. Allí durante las fiestas de agosto, cada noche, salía el toro de fuego. La fiesta consiste, porque todavía se debe celebrar, en un hombre que se carga a la espalda una pesada figura que emula a un toro, cargada de todo tipo de fuegos de artificio.

Durante unos 10 largos minutos corre por toda la plaza mayor para deleite de todos. Le aseguro que guardo un recuerdo muy entrañable de aquellas noches. Cuando el último petardo y la última rueda de fuegos se apagaba, el hombre corría con la pesada carga hasta la puerta del ayuntamiento, donde lo esperaban con unos cubos de agua que le tiraban rápidamente encima.

Aquello era una fiesta sana. Y aquel hombre, que se cargaba a la espalda aquel símil de toro, si que era un valiente, porque en muchos casos acababa con varias quemaduras, y todo lo hacía para hacer disfrutar a los demás, pero a costa de su esfuerzo y de poner en riesgo su integridad física, sin hacer sufrir a ningún animal. Eso es un hombre valiente, lo de ustedes tiene otro nombre pero me lo voy a ahorrar.

Cuanto tienen que aprender todavía. En cualquier caso, Sra. Alcaldesa, no tenga la desfachatez de hablar de humanización de su bochornoso torneo, porque sigue siendo una crueldad, una terrible diversión a costa del sufrimiento de un pobre animal.

Carles Marco
Concejal del Ayuntamiento de Sant Cebrià de Vallalta




Toro agonizando tras el "torneo" en Tordesillas

Los "valientes" lanceros contemplan el resultado de su "valor"




Toro de fuego en Fonz (2008)

La verdad es que ahora ya lleva un traje especial ignífugo.

Ha llovido mucho desde mi adolescencia, y las tradiciones evolucionan, bueno, solo algunas. Otras quedan ancladas en la barbarie. Que pena!

dilluns, 13 de juliol de 2009

n’hi ha prou amb negar-lo? - ¿basta con negarlo?

I el cúmul de despropòsits amb els animals a Espanya segueix. Ara ens despertem amb la noticia que les fronteres Belgues es tancaran a primers d’octubre per als gossos d’Espanya que eren enviats als països baixos per la seva adopció. El govern Belga es plantejava fer una excepció amb els galgos. Sembla ser que va consultar al nostre govern sobre la situació actual d’aquests gossos, i la resposta del nostre govern va ser que ara ja no son cruelment assassinats, penjats, cremats, llençats a un pou. No, això era cosa del passat. Ara nomes queda que el nostre govern manifesti que a Espanya ja no hi ha curses de braus. Arriba un punt en que un ja no sap que pensar. Algú del nostre govern es pot pensar que poden amagar la realitat?, és que creuen que per fer desaparèixer un problema n’hi ha prou amb negar-lo?

Llegiu la carta que sobre aquest tema ha escrit un excel·lent cronista i defensor dels animals, en Julio Ortega Fraile, al seu bloc http://findelmaltratoanimal.blogspot.com/2009/07/galgos-ahorcados-y-gobiernos-embusteros.html

Mireu com ens veuen els Francesos http://espagne-maltraitance.galgos.fr


Y el cúmulo de despropósitos con los animales en España sigue. Ahora nos desayunamos con la noticia de que las fronteras Belgas se cerraran a primeros de octubre para los perros de España que eran enviados a los paises bajos para su adopción. El gobierno Belga se planteaba hacer una excepción con los galgos. Parece ser que consultó a nuestro gobierno sobre la situación actual de estos perros, y la respuesta de nuestro gobierno fue que ahora ya no son cruelmente asesinados, ahorcados, quemados, tirados a un pozo. No, eso era cosa del pasado. Ahora solo falta que nuestro gobierno manifieste que en España ya no hay corridas de toros. Llega un punto en que uno ya no sabe que pensar. ¿Alguien de nuestro gobierno puede pensar que pueden esconder la realidad?, ¿es que se creen que para hacer desaparecer un problema basta con negarlo?

Leed la carta que sobre este tema ha escrito un excelente cronista y defensor de los animales, Julio Ortega Fraile, en su blog http://findelmaltratoanimal.blogspot.com/2009/07/galgos-ahorcados-y-gobiernos-embusteros.html

Mirad como nos ven los Franceses http://espagne-maltraitance.galgos.fr

diumenge, 12 de juliol de 2009

Que nadie se crea que todos los toros mueren en público

En las plazas de torturas, durante una matanza pública, el griterío de la chusma y la música ahogan los mugidos de dolor del toro, cuando no se ha recurrido a algún medio previamente para evitarlos. Pero en los entrenamientos a puerta cerrada los mugidos del animal atravesado resuenan desgarradores, ante los insensibles oídos de los desalmados que lo torturan y de sus no menos desalmados invitados.

El siguiente vídeo tiene imágenes y sonidos muy duros, tremendos, porque se trata de uno de esos toros que está siendo torturado y asesinado a puerta cerrada, sin que nada apague sus gritos de dolor. Si alguien quiere ver alguna de las escenas, que le eche valor Y que la indignación que le provocará le sirva para luchar con más fuerza para acabar cuanto antes con esta infamia.



Y por si alguien todavía desconoce la realidad pormenorizada de una corrida de toros, puede echar una ojeada al siguiente video.

divendres, 3 de juliol de 2009

Carta abierta a la Asociación Taurina Parlamentaria, ATP

Sres. Parlamentarios,


El que les escribe es un humilde concejal del ayuntamiento de un pueblecito de la comarca de Maresme de poco más de 3.000 habitantes. Concejal por el PSC en el ayuntamiento de Sant Cebrià de Vallalta.

No he hecho de la política mi profesión, simplemente una de mis vocaciones. Vocación de servicio a la comunidad donde resido. Algunos se dirigen a mí como político, aunque sinceramente, a tenor de cómo se comporta en determinados temas una parte de la clase política de nuestro país, casi me molesta y me humilla.

Otra de mis vocaciones es la de intentar paliar el sufrimiento animal, deseando que llegue el día en que ya no haya que dedicar muchos esfuerzos a tal tarea.

He leído la crónica de la asamblea general de la Asociación Taurina Parlamentaria celebrada el pasado 23 de junio. http://torosconretranca.blogspot.com/2009/06/la-asociacion-taurina-parlamentaria-atp.html

Lo primero que me ha sorprendido de forma desagradable es que hayan nombrado vocal de la asociación a un parlamentario catalán de mi propio partido, David Perez. Era de esperar dada su implicación en la defensa de la tauromaquia, pero me duele, me duele en el alma ver como un socialista catalán se une e implica con una asociación cuyo fin es el de perpetuar el maltrato ancestral hacia un mamífero.

Me duele porqué es catalán y en Catalunya hay un fortísimo movimiento que pretende culminar con la abolición en nuestra tierras del mal llamado arte del toreo. Porque Catalunya es uno de los más claros exponentes, al margen de Canarias, del rechazo hacia una tradición cruel, aberrante e incomprensible en pleno siglo XXI. Son ya 69 los municipios catalanes declarados antitaurinos, y la lista no ceja en su empeño de crecer a pasos agigantados.

No me dirigiría a ustedes simplemente por tal nombramiento, era lógico, en estos momentos, en que Catalunya puede abolir la tauromaquia, necesitaban de un catalán en sus filas, y si era socialista mejor que mejor, su asociación tiene un claro color azul.

Si les escribo es a raíz de mi perplejidad ante su pretensión, dentro de las actividades previstas para este año, de proponer la tauromaquia como candidata a Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

He leído con auténtico estupor el texto referido por Williams Cárdenas Rubio, el 23 de junio en el palacio del Senado, para salir en defensa de la tauromaquia y de su “canonización” como patrimonio de la humanidad. http://torosconretranca.blogspot.com/2009/06/la-tauromaquia-patrimonio-cultural.html

Es, evidentemente a mi entender, un verdadero ejemplo del egoísmo humano, del antropocentrismo más cerril, y de la más terrible cosificación de un mamífero. Para pretender optar a ser PCI de la Humanidad se esgrimen todos los argumentos positivos respecto a la “fiesta”, la artesanía de los trajes del torero, el forjado especial de la espada de matar, la liturgia taurina, los usos, los ritos, e incluso el hecho de que haya quien ha dejado su vida para preservar la tradición.

Increíble. Hasta tiene la desfachatez de decir que el reconocimiento se expresa cada año con la presencia de cientos de miles de turistas que asisten a las corridas.

Evidentemente lo que no dice es que muchos de esos turistas, y esto pasa muchos domingos en Barcelona, son puestos en autocares desde sus lugares de estío en las poblaciones costeras cercanas, en una especie de tour turístico, para dejarlos en la plaza ante un espectáculo del que casi nada conocen. Y que cuando ven de cerca el sufrimiento propinado al astado, cuando ven el rojo de su sangre por todo el lomo, maltrecho por las banderillas y por el tremendo castigo del picador, cuando lo ven vomitando sangre a borbotones, algunos abandonan la plaza, otros se tapan los ojos, e incluso los hay que hasta vomitan.

También obvia el texto leído en el senado, que aquellos que murieron para “preservar” la tradición, hicieron del toreo su modus vivendi, ganaron dinero a espuertas y sabían perfectamente a lo que se exponían. Todo por dinero. Todo por la fama y el reconocimiento. El arte, eso ya es más discutible.

Pero lo más dramático, aquello que une a todos cuantos se deleitan con una corrida de toros, es la facilidad con la que obvian el sufrimiento de un animal, de un mamífero. Sufrimiento que comienza mucho antes de su salida al ruedo y que culmina con su muerte, la mayoría de las veces larga y dolorosa.

El señor Cárdenas se recrea en la gran cantidad de artistas e intelectuales que han creado obras de arte alrededor de la “fiesta”. Evidentemente no menciona a todos aquellos artistas, filósofos, escritores, pintores, escultores, cantautores, cantantes, políticos y personas de a pié, que se sienten avergonzados de pertenecer a un país que es identificado y conocido por semejante salvajada.

Sirvan de ejemplo simplemente algunas citas literarias:

No falta razón,
que esta fiesta bruta
sólo ha quedado en España,
y no hay nación que una cosa
tan bárbara e inhumana
si no es España consienta.

Lope de Vega Poeta, novelista y dramaturgo español

Me enorgullezco de no haber figurado nunca entre la clientela especial de las corridas de toros.

RAMÓN y Cajal. Histólogo, escritor, premio Nobel.

La fiesta taurina, donde de forma precisa un mamífero superior, con un sistema nervioso semejante al nuestro, capaz por tanto de sentir dolor, agonía y muerte, es engañado, asaeteado, alanceado y muerto,generalmente de forma carnicera, para celebrar no se sabe que extraño festejo.

Miró i Ardévol. Ex-Conseller de la Generalitat de Catalunya.

No me parece comprensible que una sociedad que pretende ser humanista y moderna siga regocijándose con un rito tan bárbaro

Rosa MONTERO Periodista. En El País Semanal, el 5 de diciembre de 1999.

Llamar fiesta a un rito tan sangriento como una corrida de toros es lo contrario de llamar sacrificio al rito incruento de la misa.

Antonio Gala Dramaturgo, poeta y novelista español.

Fue precisamente Antonio Gala quien en el dominical de El País, 30 de julio de 1995, confiesa su "conversión" como antitaurino con estas emotivas y sinceras palabras :

"Y de repente [el toro] miró hacia mí. Con la inocencia de todos los animales reflejada en los ojos, pero también con una imploración. Era la querella contra la injusticia inexplicable, la súplica frente a la innecesaria crueldad".

La lista sería interminable y si además incluimos lo que intelectuales y artistas de fuera de nuestras fronteras opinan al respecto, seguramente más de uno acabaría enrojeciendo de vergüenza.

Pero volviendo al origen de este escrito, lo que me parece ya el colmo, es que se pretenda equiparar la salvajada de una corrida de toros con la dieta mediterránea, el tribunal de las aguas de Valencia, el Corpus Granadino o el silbo Gomero.

La tauromaquia tiene de cultura inmaterial lo mismo que un billete de 500 euros, a no ser, eso si, que consideremos al toro como algo inmaterial o simplemente inexistente, como a una cosa que ni siente, ni sufre.

Señores políticos pro taurinos, desconozco si su interés en preservar tal despropósito del ser humano, se debe a su convencimiento pleno de la bondad de tal espectáculo, o a oscuros intereses económicos. No se cual de las dos opciones sería la peor, pues pienso firmemente que quien disfruta con un espectáculo tan cruel tiene, sin lugar a dudas, alguna de sus funciones cognitivas algo alteradas, o como mínimo, una conciencia poco evolucionada.

Sepan que si tienen la osadía de presentar a la UNESCO la tauromaquia como candidata a PCI de la Humanidad vamos a ser muchos millones de Españoles los que nos sintamos avergonzados de nuestra clase política, de ustedes, por el tremendo ridículo internacional que vamos a escenificar. Que vergüenza!. Que osadía!. Pretender que la UNESCO de un espaldarazo a una “fiesta” que consiste en propinar sufrimiento y muerte a un ser vivo.

Si su propuesta prosperase, los Canadienses no tardarían en solicitar a la UNESCO idéntico tratamiento, por idénticos motivos de tradición, liturgia, transmisión de padres a hijos, etc, para las matanzas de focas. Dinamarca haría lo propio con la tradicional matanza anual de ballenas en las islas Feroes. Los japoneses con las matanzas de delfines en las islas Iki y Futo, entre otras.

En definitiva, si la UNESCO admite que cualquier tradición que se transmite de generación en generación, con determinada liturgia, considerada un hecho cultural, sea declarada PCI de la Humanidad, a pesar de que represente una crueldad y un sufrimiento inmerecido para un mamífero, finalmente el significado de las siglas PCI deberá ser revisado confiriéndole el significado de Patrimonio Cultural Inmoral de la Humanidad.

Por favor, señores diputados y senadores de la Asociación Taurina Parlamentaria, no nos avergüencen más a los españoles intentando defender a toda costa, y ante organismos internacionales, una tradición sangrienta y cruel, que beneficia económicamente a unos pocos, y atormenta y escandaliza a una gran mayoría de ciudadanos de España y del mundo entero.

Atentamente,

Carles Marco Morellón
Concejal del Ayuntamiento de Sant Cebrià de Vallalta