dimarts, 30 de juny de 2009

Los toros cuestan a cada español 146 euros al año

Copio de "La opinión de Granada" un article que m'ha semblat força interessant.


http://www.laopiniondegranada.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009051600_28_126263__Cultura-toros-cuestan-cada-euros


Lucía Etxebarría defendió su postura antitaurina en la Biblioteca de Andalucía, donde también se proyectó unas horas antes el documental ´Animales´.

La escritora se muestra esperanzada en que la práctica que considera "una tortura" desaparezca en unas décadas y opina que quienes pueden ver el espectáculo con calma "rondan la psicopatía"."Yo soy antitaurina y a mí me gustaría que la fiesta de los toros no existiese, pero como esto tardará en suceder, al menos, que no la pague yo". Así de rotunda se mostró ayer la escritora vasca Lucía Extebarría ante la tauromaquia durante la celebración de la primera edición del Festival de Cine Solidario de Granada, en el que se proyectó el documental ´Animales´ del director Ángel Mora. Y es que según la también periodista, los colectivos del toreo reciben al año subvenciones del Estado que suponen un gasto por persona de 146 euros anuales, "lo que equivaldría a crear 200.000 plazas de guardería".

Sin justificación. Con las ideas claras, la autora del libro ´Tú también eres un animal´ (donde 140 personalidades de todos los ámbitos se oponen públicamente a los festejos taurinos) fue desmontando uno a uno los argumentos aducidos por los seguidores de los toros. "La ablación del clítoris en determinados países de África o el circo romano también son o fueron tradiciones y no tienen justificación", explicó Etxebarría. Tampoco la continuidad de la especie convence a la escritora, pues, según comentó, "el toro es el macho de la vaca y no se va a extinguir porque desaparezcan las corridas". Y en cuanto a la belleza plástica o el arte que defienden algunos, Etxebarría cuestionó que "si torturar al animal hasta la muerte es algo bonito, qué estamos enseñando. Si fuera un perro nos indignaríamos". Además, la periodista apostilló que la fiesta está destinada a una minoría de personas, una afición que no llega a sustentar loseventos.

Aunque Etxebarría no confía en que la abolición del toreo se produzca a corto plazo, sí espera que en un periodo de entre 20 y 50 años desaparezca esta práctica. "Esto fuera de España no se entiende y sería conveniente que se acabara, sobre todo ahora que estamos europeizándonos", alegó la autora, quien recordó, –como prueba– que la película sobre Manolete (protagonizada por Penélope Cruz y Adrien Brody) no se estrenará en Estados Unidos por el rechazo hacia la tortura animal. Es más, Etxebarría no dudó en declarar que "alguien que puede ver un espectáculo de este tipo ronda la psicopatía".

Otras voces. Pero no sólo la escritora de Vizcaya denunció lo que el colectivo antitaurino considera una barbarie. Profesionales del mundo de la política, del periodismo, de la Ciencia, de las Letras y la Filosofía, de la música o del cine muestran en el documental ´Animales´ sus razones para rechazar la tauromaquia. "El debate social surge cuando se convierte una salvajada en un entretenimiento. Incluso los mismos taurinos no pueden defender los festejos alternativos", aseguró el director de la película, Ángel Mora, quien mantuvo un debate con el público que asistió ayer a la proyección del documental.

La cinta intercala los alegatos personales de los detractores del toreo con imágenes crudas sobre diversos festejos taurinos que se celebran a lo largo de la geografía española, desde aquellos en los que los toros recorren las calles con las astas ardiendo o son sujetados y tironeados con cuerdas hasta los mismos San Fermines. Tampoco las corridas tradicionales salen indemnes en el documental, donde se explica el "ensañamiento intencionado" de los métodos de "tortura". "La divisa que se les clava a los toros nada más salir a la plaza equivaldría en un ser humano a que le clavaran una aguja de ganchillo en medio de los omóplatos", explicó un auxiliar de veterinaria participante en el vídeo.

diumenge, 28 de juny de 2009

Homenaje a una gran persona y a cuantos son como ella

Hay animalistas que nacen y otros que se hacen. Yo tuve la desgracia de no nacer animalista. En mi casa jamás hubo animales, cierto es que siempre me ha gustado la naturaleza, y que nunca se me ocurrió hacer daño a ningún animal.

Sin embargo yo era la típica persona que, en su deambular por la ciudad de Barcelona, tenía la rara habilidad de pisar todas las defecaciones caninas que se cruzaban en mi camino. Evidentemente esa habilidad me produjo un cierto rechazo hacia los perros. Cada vez que veía un can lo relacionaba con la pestilencia de mis zapatos.

En realidad, al igual que muchas personas, no conocía absolutamente nada de tan cariñosos, fieles e inteligentes animales. Era lógico, en mi niñez jamás tuvimos perros ni gatos en casa, además me casé con una persona que tenía un pánico enfermizo a cualquier especie del reino animal que no fuera un “Homo Sapiens” o “superior”.

Pero en la vida de las personas a veces se producen acontecimientos que cambian su rumbo y su forma de pensar. Tuve la inmensa suerte de que en 1999, recién separado de mi primera esposa, se cruzase en mi camino Maika, con quien comparto mi vida desde entonces, y a la que espero tener a mi lado cuando mi corazón deje de latir.

Al principio solo sabía de ella que tenía un perrito de raza pequeña (Beto) y algún gato en casa. Cada día dábamos largos paseos por su barrio, en compañía de Beto, pero nunca me invitaba a subir a su casa. Después me confesó que tenía cierto miedo a que me asustase y desapareciese.

Por fin un día subí a su piso, no sin antes hacerme las advertencias de rigor sobre como no asustar a los gatos. Cuando subí sólo me recibió Beto. Los cuatro gatos se quedaron inmóviles mirándome; sólo uno, negro como un tizón vino hacia mí y empezó a dar vueltas alrededor de mis piernas rozándolas con su cabeza y cuello suavemente. Yo, inmóvil, miré a Maika y le dije: estooo.......¿me está rodeando para luego atacar?. Maika se rió (bastante) y me dijo: no, en realidad le gustas y mucho!

Maika me enseño y explicó con paciencia como tratarlos, como se comportan, como entenderlos. Gracias a ella, y a su amor por los animales, he descubierto la alegría que se siente al llegar a casa y ser recibido por un montón de perros meneando la cola y dándote lametones, también he llorado cuando hemos perdido a alguno. Al tiempo que la inyección le hacía efecto y se iba yendo, mi corazón se rompía.

He tenido suerte porque hay mucha gente que se irá a la tumba sin haber tenido todos estos sentimientos, todas estas experiencias.

Este es mi pequeño homenaje de agradecimiento a una gran persona, que me ha dado un motivo más para vivir y luchar. No es única, hay otras muchas que se dedican también a luchar por el bienestar animal, que acogen perros, que los salvan de una muerte cierta, y muchas veces cruel, pero ella es mi esposa, y me siento muy orgulloso de su generosidad y de su sensibilidad.

También quiere, cuando nuestros hijos sean algo mayores, ir una temporada a África, como médico, para ayudar. Para que luego haya insensatos que digan que los animalistas son inmunes al sufrimiento humano. Cuanto cliché malintencionado se difunde. Cuanta ignorancia.

Si la mitad de la humanidad tuviese los sentimientos de la mayoría de animalistas que conozco, se acabarían las guerras y el hambre en el mundo. Pero es más fácil ser crítico con los demás y no ver más allá de tu propio ombligo.

Gracias Maika, y gracias a cuantos como tú dedicáis vuestra vida a la defensa de los animales. Ojala otros muchos pudiesen tener la misma suerte que yo he tenido.

Carles Marco

dimecres, 24 de juny de 2009

El recuerdo de Vicky Moore sigue hoy más vivo que nunca

Cada año, por las fiestas de San Juan, en la localidad de Coria (Cáceres), se corre al toro de una manera particularmente cruel. Los corianos lanzan dardos al toro durante horas, luego le cortan los testí­culos y, finalmente, cuando el animal agonizante ya no resiste más, se acaba con él de un tiro a la cabeza.
El 25 de junio de 1995, hace exactamente 14 años, Vicky fué corneada mientras grababa la barbarie del "toro acerico" de Coria. Increiblemente no murió, a pesar de la incredulidad de los propios médicos. Sufrió numerosas intervenciones quirurgicas, hasta que finalmente el 5 de febrero de 2000 su cuerpo no aguantó más y murió a los 45 años de edad.
A las campañas de Vicky Moore en España se debe la supresión del maltrato de asnos en Villanueva de la Vera (Cáceres) y que se dejara de arrojar desde la torre de la iglesia un cabra viva en Manganeses de la Polvorosa (Zamora).

MANIFIESTO SOBRE VICKI MOORE LEIDO EN CORIA EL PASADO 20 DE JUNIO
Vicki Moore no podría creerse que hoy estamos aquí concentrados, seguro que no, ni ella ni nadie que piense que en el hombre existe algún resto de inteligencia, de sensibilidad y de compasión. Si a Vicki Moore le dijeran que casi quince años después de que un toro le causara las terribles heridas que le llevaron a la muerte, en Coria se seguiría celebrando la misma tradición brutal y sádica que ella vino a denunciar, su dolor sería probablemente mayor que el que le produjeron las cornadas aquel fatídico 25 de Junio de 1995, porque Vicki era ante todo un ser valiente y generoso al que el sufrimiento ajeno le causaba mayor angustia que el suyo propio.

Por eso jamás se echó atrás en su lucha contra la crueldad humana con los animales, nunca antepuso su seguridad a su firme empeño de divulgar la brutalidad como forma de diversión; ella sabía quiénes eran los responsables de la barbarie y quiénes las víctimas inocentes, también por eso, no tuvo ni una palabra de reproche ni un sentimiento de rencor hacia “Argentino”, el toro que derramo su sangre en las calles de Coria, nunca lo consideró como el culpable de sus heridas. Los que mataron a Vicki fueron los hombres, fueron los animales racionales que, conscientes de sus actos, decidieron que torturar a una criatura irracional era un digno pasatiempo y una acción a preservar.

Y cada año, por las Fiestas de San Juan, Vicki vuelve a morir en Coria, al igual que lo hace en Medinaceli, en Tordesillas, en cada plaza de toros de este País, muere siempre que un burro es abatido a palos, un gato despellejado, un perro quemado vivo o un ganso decapitado. A Vicki Moore la matan de nuevo con cada animal que se martiriza y asesina en España en nombre de la tradición, del entretenimiento, del deporte, de la ciencia o de cualquier tipo de industria.

Todos en España saben quién es el matador José Tomás pero muy pocos fuera de los círculos animalistas conocen la figura de Vicki Moore. Así es este País: aquel que provoca padecimiento y muerte se lleva las ovaciones y el dinero, para quien pierde su vida por defender la de otros sólo queda el olvido. Muchos prefieren que su historia permanezca ignorada, que no se conozca el porqué de su lucha y lo que aquí le ocurrió. Por eso en Coria imperó el silencio, los impulsores y seguidores de este Rito violento tenían miedo de que por culpa de la tremenda cogida, peligrase la continuidad de su pasatiempo sangriento.

No fue así, su tragedia no sirvió para poner fin a esta sinrazón en la que el sadismo alcanza la categoría de interés de bien turístico. El Toro de Coria sigue siendo una realidad vergonzosa; por ese motivo y porque la dignidad debe de obligarnos no sólo a respetar el recuerdo de Vicki, sino a continuar con su labor que es al fin lo que ella nos pediría si pudiese dirigirse a nosotros, mostremos nuestro más firme repulsa a que en Coria cada año se siga martirizando y asesinando a un toro durante las fiestas.

Vicki no está físicamente aquí, pero contamos con la presencia de Tony Moore, su compañero en la batalla por el respeto que los animales merecen y continuador de su obra. Queremos agradecerle su apoyo y su compromiso, pues no ha de ser fácil para él venir a Coria, venir al lugar donde Vicki sufrió las consecuencias de la ferocidad humana, que no la de un toro. “Argentino” sólo fue, como ella, una víctima de la crueldad de algunos hombres y de la complicidad en la violencia y en la comisión de un crimen legal por parte de las administraciones.

Gracias Vicki, Gracias Toni, y gracias a todos por estar hoy aquí.

Julio Ortega Fraile

Julio Ortega Fraile es un activista en defensa de los derechos de los animales. Autor de innumerables escritos de denuncia del maltrato animal, su pluma no deja indiferente a quién lo lee.
En su blog http://www.findelmaltratoanimal.blogspot.com/ el lector puede encontrar abundante documentación sobre el maltrato animal así como todos sus excelentes escritos.

divendres, 19 de juny de 2009

Vicente Ferrer - Ha mort un gran home

El nostre millor homenatge és el record de les seves paraules, de la seva vida i del seu exemple.



Em quedo amb una frase d'en Vicente Ferrer d'aquest documental :

"Sin una acción buena el mundo estaría vacío y no tendría sentido"

Descansi en pau aquest home que ens ha donat una lliçó del poder de la força de l'amor.

dimarts, 16 de juny de 2009

Hechos lamentables en Moriles. Carta enviada a su alcaldesa

Aunque parezca mentira hechos así siguen sucediendo en españa. Hay que intentar que la gente sin escrúpulos no escape a las consecuencias de sus actos, y en este sentido me permití dirigirme a la alcaldesa de Moriles, esperando sinceramente que sirva de algo.

Un granito de arena ante una inmensa playa llena de terribles y reiterados maltratos y asesinatos de animales que son los únicos verdaderamente inocentes.


De: Admin - stcebria.info [mailto:admin@stcebria.info]
Enviado el: jueves, 04 de junio de 2009 15:58
Para: 'info@moriles.es'
Asunto: A la atención de la Sra.Alcaldesa


Apreciada Alcaldesa de Moriles,

Le remito el presente correo a raíz de los hechos, de los que he tenido conocimiento por su amplia difusión a través de los canales animalistas de Internet, acaecidos en su pueblo y según los cuales el vigilante-guarda de la sociedad de cazadores “NACUMO” procedió, el pasado 15 de mayo sobre las 10 horas de la mañana, a disparar con su escopeta y matar una serie de gatos que, además, tenían propietarios. Estos hechos, como imagino ya debe conocer, han sido denunciados ante la Guardia Civil. Parece ser que el individuo en cuestión, de nombre Rafael, ya es apodado como “el mataperros”.

Es evidente que la Guardia Civil, y en su caso la justicia, seguirán los pasos oportunos para dirimir responsabilidades ante un hecho que no tiene ningún tipo de explicación lógica ni razonable. Imagino que a nadie se le escapa que la misión de un guarda de una sociedad de cazadores no es en ningún caso matar a disparos de escopeta gatos, como no lo es hacerlo con perros o personas.

Sabemos que la justicia es lenta y muchas veces ciega, de igual modo a nadie se le escapa que hoy en día el asesinato de unos gatos, tal y como está la legislación en materia de protección animal en muchas partes de nuestra geografía, no puede acarrearle al insensato asesino demasiados problemas. Es por ello que me he decidido a escribirle este correo.

Es una verdadera pena que Moriles, un pueblo que da nombre a unos tan maravillosos y apreciados finos y amontillados, tenga que ser famosa y dar la vuelta al mundo por Internet, a raíz de tan escabroso e incomprensible suceso. Un hecho que sin duda entela el buen nombre de su pueblo. Imagino que como alcaldesa desaprueba totalmente estos hechos, e incluso es posible que usted también sea amante de los animales, o posea algún perro o gato. En cualquier caso no dudo que su sensibilidad como persona la llevará a condenar estos hechos.

El motivo de mi escrito no es otro que conminarla a utilizar todas las herramientas, que una alcaldesa y un ayuntamiento tienen a su alcance, para evitar que tales hechos se reproduzcan y que exista una condena clara, unánime y pública por parte del consistorio que Vd. preside. A buen seguro la sociedad de cazadores tendrá cierta vinculación con el ayuntamiento, tal vez reciban algún tipo de subvención o apoyo.

No dudo que sabrá encontrar la manera de dejar claro al guarda en cuestión, a la sociedad de cazadores, y a los habitantes de su pueblo que tales conductas son inadmisibles, aberrantes y sobre todo que serán perseguidas. Hechos así no pueden quedar impunes.


Agradeciendo de antemano su atención, aprovecho para saludarla afectuosamente.

Atentamente,

Carles Marco Morellón
Concejal PSC ayuntamiento Sant Cebrià de Vallalta

dilluns, 1 de juny de 2009

Fernando Sanchez Dragó.- Del toreo como éxtasis

Sr.Dragó, hace unos días llegué a su blog, y concretamente a su escrito sobre el toreo, a través del magnifico “Blog Veterinario” que comentaba con estupor e incredulidad su escrito. No es para menos. Cuando en su título habla del “éxtasis” no sé exactamente si se refiere a un estado de plenitud máxima, o a determinada droga psicoactiva de origen sintético que tantos estragos hace entre sus consumidores.

Recomiendo encarecidamente al lector, llegados a este punto, y antes de continuar, que se recree en el escrito del Sr. Dragó http://www.sanchezdrago.com/blog/?p=32 es bastante antiguo, creo que de 2007, pero ya se sabe que lo escrito, escrito queda.


Sr. Dragó, yo les dejaría en lo suyo y me dedicaría a otras cosas, como sugiere en uno de los primeros párrafos, si no fuera por el hecho que dejándolo a Vd. y a otros en lo suyo, estaría permitiendo y dando mi consentimiento a la brutalidad que emana del toreo. Brutalidad con el toro, brutalidad con los caballos y brutalidad también, aunque sea solo en contadas ocasiones, a cambio de un buen fajo de billetes y de un modo consciente y consentido, con el torero o banderillero corneados.

Lo siento pero frases como “El torero, tras consumar así el matrimonio, se yergue, jaquetón, y el toro, convertido en esposa desflorada, se derrumba con las patas por alto mientras los ojos se le vidrian al sentir que lo inunda el orgasmo de la muerte. De la herida, por cierto, brota sangre: la del himen” son seguramente grandes construcciones literarias, preciosas metáforas, pero a mi personalmente me dan pena, mucha pena.

Hay personas inteligentes y cultas que llevan la fama y los halagos tan mal, que llega un momento en que pierden el mundo de vista, se les nubla la visión, y ven el mundo a través de sus velados ojos. Tanto es así que la realidad, la más simple y llana realidad, pasa ante sus ojos, pero ellos solo perciben rarezas y extravagancias que se afanan en plasmar en sus escritos. Escritos como el del Sr.Sanchez Dragó, que más parecen el de un ido bajo los efectos de algún alucinógeno, que el de un literato intelectual. Es una pena pero es así, hay gente que se sube a su pedestal, y desde allí pretenden dar lecciones a los pobres mortales, pero han perdido de tal manera el contacto con la realidad, que no caen en la cuenta que lo que están dando no es más que un deplorable ejemplo de hasta que punto puede llegar a ser de estúpido el ser humano.


Lo siento Sr.Dragó, hace tiempo, hubo un momento en que hasta lo escuché con agrado, pero permítame decirle, desde mi más pura ignorancia, que es ignorancia, pero es pura, que escritos como el suyo me hacen sentir verdadera vergüenza ajena.

Aterrice como pueda Sr.Dragó.